domingo, 2 de diciembre de 2012

'El Culto Espiritual' (Éxodo 26:1-37)



A primera vista, este capítulo no parece ser de mucho interés para el creyente.  Describe la estructura y los materiales usados para el tabernáculo.  Leemos que era un rectángulo, hecho de madera (v.15-29), y cubierto por tres capas de materiales: una de lino torcido (v.1-6), una de pelo de cabra (v.7-13), y una de pieles de carneros (v.14).   El tabernáculo estaba dividido en dos partes: el Lugar Santo y el Lugar Santísimo (v.31-37).  

Aunque el pasaje no parece ser muy interesante, está lleno de significado espiritual.  Veamos algunos de ellos:

i.              El Lugar Santo era donde los sacerdotes servían a Dios (Heb 9:6). Por tanto, es simbólico de la Iglesia, donde nosotros (los ‘sacerdotes’ del Nuevo Testamento) servimos al Señor.  En ese servicio, necesitamos alimento espiritual (“la mesa de los panes”) e iluminación espiritual (“el candelabro”). 

ii.             El Lugar Santísimo representa el cielo – la morada de Dios.  Como ‘sacerdotes’, pasamos por el Lugar Santo, para acercarnos a Dios (Heb 9:7; 10:19-22).  Ingresamos a ese lugar, por medio del altar de incienso, que simboliza nuestra adoración.  No debemos contentarnos con un culto ‘externo’, sino que debemos procurar acercarnos a Dios, con todo el corazón y mente.

iii.            Las cortinas tapaban lo que había dentro del tabernáculo, de los ojos del pueblo.  Esto simboliza dos cosas:

-          La naturaleza provisional del culto en el Antiguo Testamento (Heb 9:8-12).

-          La falta de entendimiento espiritual (2 Cor 3:15-16).  Dios aún no había revelado todo el verdadero significado de estas cosas.

iv.           La sencillez del tabernáculo indica que Dios está dispuesto a morar en el corazón más humilde.  Sin embargo, en medio de la sencillez había belleza (los colores, los materiales, los diseños); eso significa que aunque nos acercamos a Dios en manera sencilla, debe haber una belleza interna en nuestros corazones.

REFLEXIÓN: Meditemos sobre los detalles del tabernáculo, y evaluemos la manera en que debemos ir a la iglesia, los domingos.  ¿Qué debemos aprender del tabernáculo acerca de nuestro culto a Dios?

No hay comentarios:

Publicar un comentario